LA FILOSOFÍA DE MAFALDA

LA FILOSOFÍA DE MAFALDA

Editorial:
LUMEN,EDITORIAL
Año de edición:
Materia
Comic
ISBN:
978-84-264-0971-3
Páginas:
152
Encuadernación:
Rústica
Colección:
< Genérica >
12,40 €
IVA incluido
En stock
Añadir a la cesta

El pensamiento vivo de Mafalda, «una heroína de nuestro tiempo» (Umberto Eco) Podrían decirse muchas sutilezas del mundo, pero hay que reconocer que a menudo puede parecer un inmenso plato de sopa. ¿Y qué decir de la humanidad que lo habita? Aunque parezca incorregible, tratar de comprenderla y de aportar su granito de arena para mejorarla, como hace una pequeña filósofa como Mafalda, es la tarea a la que nos invita Quino, una y otra vez, a través de sus tiras. La crítica ha dicho...
«Las ocurrencias más sabias de la hija de Quino: un cerebro contra los lugares comunes, los tedios y las violencias aprendidas. Mafalda era una humanista, una niña Sócrates que miraba la vida con agudeza, con curiosidad, con alegría, con dudas y con templanza. [...] Era una cría contestataria de los setenta, una rebelde de su tiempo y del nuestro, una punk enana y cabezona que no envejeció en cincuenta años de viñetas, que jamás pasó por el aro, que jamás se acomodó al discurso dominante. Un ser lleno de preguntas y de reveses. Puro combate dialéctico. Puro pensamiento diáfano. [...] Sabemos que lo de Mafalda era filosofía porque molestaba.»
Lorena G. Maldonado, El Español «Mirá que cambiaste el mundo con tus dibujitos, ¡eh! Lo mejoraste bastante. No, no alcanzó. Nunca alcanza. No hay témpera blanca que lo corrija. [#] ¡Y tus páginas! Filosofía y poesía. Crítica feroz y ternura. Un pibe de ocho años y un viejo sabio en los mismos zapatos.»
Tute «Los lúcidos mensajes de Quino siguen vigentes por haber combinado con sabiduría la simplicidad en el trazo del dibujo con la profundidad de su pensamiento. La obra de Quino conlleva un enorme valor educativo y ha sido traducida a numerosos idiomas, lo que revela su dimensión universal. Sus personajes trascienden cualquier geografía, edad y condición social.»
Acta del jurado de los Premios Príncipe de Asturias «Seguro que le debo mucho a Quino como humorista gráfico, pero más le debo como persona. Su mirada del mundo me llegó de niño de la mano de Mafalda, y como todo lo que descubrimos en la infancia, entró directo a mi ADN.»
Liniers «Era un dibujante austero. Un contenido progresista que sigue vigente cuarenta años después, lo cual supone que vaticinó lo que iba a venir, o que la sociedad no ha cambiado mucho. [...] Quino buscaba la eficacia social, no por lucimiento gráfico ni personal. Es un tipo de dibujo muy ético.»
El Roto «Los dibujantes hemos tenido dos padres y dos madres, uno es Quino y el otro Antonio Mingote.»
Forges «Lo intuíamos. El verdadero Principito era Quino.»
Miguel Rep «Qué importante has sido en nuestras vidas. [...] Siempre estaban tus viñetas dando sentido a los detalles absurdos de la vida y la sociedad. Cada lección era un guiño de risa silenciosa que se volvía carcajada y suspiro, filosofía pura, crítica social, lenguaje de gestos expresivos y pequeños detalles, el humor más refinado concentrado en los dibujos. Qué gran compañero has sido.»
Ana Merino «Uno de los espíritus más lúcidos, insobornables y creativos de ese género menospreciado que cambia constantemente de nombre: tebeo, cómic, historieta.»
Rafael Narbona, El Cultural «Un príncipe del humor. Un faro cuya luz ha iluminado el papel en blanco en el que muchos dibujantes hemos ido dejando nuestros primeros trazos, nuestras primeras ideas. Hay quienes nos consideramos hermanos de tinta de Mafalda.»
Pinto & Chinto, La Voz de Galicia «Un humorista humanista, tímido, cercano, silencioso, afectuoso y que escuchaba mucho. No iba de Quino por la vida.»
José María Pérez (Peridis) «Quino, el grande Quino, seguirá vivo en su Mafalda, que nos enseñó que, como siempre, lo urgente no deja tiempo para lo importante.»
Héctor Abad Faciolince «Nunca he amado a una mujer que no haya amado previamente a Mafalda.»
Manuel Jabois «Las nuevas generaciones siguen leyendo a Mafalda con regocijo. No es un simple vestigio del pasado o un recuerdo nostálgico, sino un personaje muy vivo que sigue incendiando conciencias y promoviendo el inconformismo.»
Rafael Narbona, El Cultural «Como Charlie Brown o Nancy, Mafalda es un instrumento para proyectar, a través de la infancia, las miserias de los adultos y las contradicciones de este valle de lágrimas. ¡Aleluya!»
Vicent Sanchis, Catorze

Otros libros del autor